Tía le come la polla al propietario de un chalet de lujo

Esta mujer trabaja como modelo y se ha dejado seducir por un millonario que tiene un chalet de lujo. Se la ha llevado hasta allí y, antes de darse cuenta, ella se había quedado completamente desnuda. El tío le ha ido frotando el cuerpo y luego se ha puesto de rodillas, para poder mamarle la polla de una forma de lo más especial. No se ha dejado follar, pero se la ha comido tan bien que se le ha corrido dentro hasta el final.

Deja un comentario