Polvo interracial en un hotel

Esta rubia madura de tetas grandes goza en la habitación de su hotel con una buena polla negra. Se acaba de ligar a un hombre en la piscina y se lo lleva a su habitación para follárselo. Sin necesidad de precalentamientos, le pide que se la meta y comienzan a hacer el amor. La tía se pone arriba y le da un buen repaso a su nuevo amigo. El tío también se la folla a ella, de pie, cogiéndola en peso. Al final, y con la ayuda de lubricante, terminan por hacerlo analmente, algo que a la milf la vuelve loca.

Deja un comentario