Le masturba en una cabaña

Una pareja se ha ido de retiro unos días a un lugar muy especial. En plena noche la cosa empieza a calentarse y ella se quita el sujetador para dejar a la visa sus enormes tetas. Después, como su novio se ha excitado y se le ha puesto bien dura, le pondrá la mano sobre la polla y empezará a hacerle una paja increíble. Al final no podrá controlarlo y se le correrá en las tetas.

Deja un comentario