Despertando a su novio con una mamada

Su pareja llega a casa borracho y muy cansado. Por lo que nada más entrar por la puerta se tumba en cama y se queda sopa. La chica, que tiene unas ganas de follar que no puede con ellas, decide revertir la situación. De modo que le baja el pantalón al hombre y comienza a comerle la polla. El chico va reaccionando poco a poco, y también le empieza a comer el coño a ella, montándose así un 69. De repente, espabila y la pone a cuatro patas para follársela bruscamente. La chica consigue así su objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *