Tío pierde la virginidad con una madre de un amigo

Este hombre hace mucho tiempo que se quiere acostar con una tía, pero ninguna ha caído rendida a sus encantos. Es por esta razón, por la que ha ido a ver a la madre de un amigo que siempre le ha puesto ojitos. Le ha confesado que quería que le hicieran este favor y la muy guarra se la ha empezado a comer. Cuando ya se le había puesto bien dura, lo que ha hecho ella ha sido ponerse encima y follar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *